Publicidad /1

¡Hasta Siempre, Maestro Daniel Viglietti!

Miles de uruguayos se despiden del cantautor Daniel Viglietti.

Uruguay despide con sentidos aplausos al cantautor Daniel Viglietti

Miles de uruguayos se despiden del cantautor Daniel Viglietti. / Foto: ObservadorUY

Miles de uruguayos despidieron este martes con sentidos y prolongados aplausos al cantautor Daniel Viglietti, referente musical de Latinoamérica y el mundo, quien trasciende a la inmortalidad a través de su voz y canto.

El foyer del Teatro Solís resultó pequeño para dar cobija a familiares, amigos, compañeros, personal diplomático y el pueblo en general, y a las decenas de coronas que rodearon el féretro en tributo eterno al autor de “A desalambrar”, entre ellas la de Cuba y su pueblo.

En gratitud a su gesto siempre solidario con la Revolución Bolivariana, el presidente Nicolás Maduro envió una ofrenda floral en nombre del pueblo venezolano.

El embajador de Caracas en Uruguay, Julio Chirino, visiblemente emocionado, declaró a Prensa Latina que se “va un amigo sincero del pueblo de Venezuela” y un ejemplo de revolucionario de nuestro continente, además de un luchador inigualable.

Expresó que Viglietti, quien falleció ayer en Montevideo, es de esos seres que cuando se siembran -como dijo el cantor Ali Primera- se reproducen con sus ideas y su ejemplo.

Chirino calificó a Daniel como “el mejor amigo y el amigo más sincero de Venezuela en Uruguay”, y ratificó que lo fue y lo será siempre.

El destacado científico y luchador tupamaro Henry Engler, quien habló acompañado de la viuda y el hermano de Viglietti, destacó la honestidad continúa de toda la vida del músico y compositor, y su apego y solidaridad que trascendió las fronteras.

“Toda la música de Daniel está impregnada de esa solidaridad, del compañerismo, del entendimiento, y sobre todo, de darnos una esperanza de que las cosas pueden cambiar y es posible hacer un mundo mejor”, expresó el investigador.

Significó que Viglietti representó todo eso y en cada “uno de nosotros la esperanza y la posibilidad de esos cambios y de que las cosas pueden ser diferentes”.

En la vida de esas personas formidables, subrayó Engler, “tiene que haber una mujer formidable”, que los proteja en todo aquello que, como humanos que somos, tenemos carencias, y eso lo hizo Daniel con su esposa Lourdes Villafañe, apostilló.

“Estamos recordándolo vivo, fuerte, apasionado, con sus canciones y con el compromiso que mantuvo hasta el final, su compromiso con los derechos humanos”, declaró su pareja de toda la vida.

Villafañe señaló que realmente lo que “sucedió fue algo súbito, fue su corazón que no permitió que siguiera viviendo y dándonos su canto como él quería, pero esperemos que siga viviendo en el corazón de todos ustedes”.

Al final, los aplausos inundaron nuevamente la despedida, mientras un humilde hombre en una bicicleta con una gran bocina, reproducía “A desalambrar, a desalambrar! que la tierra es nuestra, es tuya y de aquel, de Pedro y María, de Juan y José”.

 


¡Hasta Siempre, Maestro Daniel Viglietti! Seguiremos en la lucha por desalambrar la tierra para que sea de todos la Patria Grande del Sur