Publicidad /1

Expertos alemanes anticipan el final del Euro

Mike chernucha / European central bank
   
Lima, 1 Nov 2017 - INFO LATINA / Sputnik

El Banco Central Europeo (BCE) decidió mantener la tasa de interés en cero reduciendo el estímulo monetario a la mitad, a €30.000 millones. Los expertos alemanes opinan que el euro ya está condenado, según afirman en entrevista para Sputnik.

“El euro se encuentra en la última fase del cáncer”, declara a Sputnik el experto financiero Marc Friedrich. El economista considera la actitud del presidente del BCE Mario Draghi como una “catástrofe”. Friedrich afirma que el Banco Central muestra una gran desesperación tratando de retrasar su fracaso con los fondos de los ciudadanos.

“En realidad, el Banco debería acabar el programa del rescate financiero para diciembre de 2017. Es decir, el programa debería ser reducido a cero”, subraya el economista.

El economista añadió que la estrategia poco razonable del BCE se reduce a la postergación de la bancarrota.

La reducción de la tasa de interés provoca que los capitales acumulados y la pensión sigan desvaneciéndose y los ciudadanos posiblemente se vean obligados a vivir en pobreza. El experto concluye que este desarrollo catastrófico solo ratifica el hecho de que no ha surgido una solución al problema.

Los siguientes €30.000 millones —con las cuales Draghi planea adquirir las obligaciones en el año 2018— se crean de manera virtual o simplemente se imprimen, explica el economista.

“Tanto bancos comerciales como los centrales pueden producir dinero de la nada, y esto es fatal. Seguramente esto provocará un aumento de la inflación. En consecuencia, las burbujas financieras irán creciendo. En algún momento nos va a alcanzar un ‘tsunami’, y los bancos centrales acabarán desarmándose”, declara Friedrich.

Hablando de las soluciones posibles del problema, Friedrich menciona la necesidad de la así llamada derogación controlada del euro, la cancelación de la deuda de los países sureños y la emisión de las monedas nacionales soberanas.

El experto afirma que dichas medidas son radicales, pero necesarias.