Publicidad /1

EEUU ocupa Al Raqa para continuar la guerra contra el Gobierno de Siria

Las banderas de las Fuerzas Democráticas Sirias en Al Raqa, Siria/ Erik De Castro
Lima, 31 Oct 2017 - INFO LATINA / Sputnik

El Gobierno sirio ha declarado que la ciudad de Al Raqa —controlada por las unidades de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), en su mayoría kurdas— permanece “ocupado”. En una entrevista a Sputnik, el especialista en Oriente Medio Grigori Lukiánov valoró los planes de EEUU y sus aliados respecto a Al Raqa.

“Existe un número grande de hechos que confirman que la presencia de EEUU y sus aliados en el área que engloba la localidad de Al Raqa tiene como meta crear un Estado alternativo, opuesto a Damasco”, declaró.

El entrevistado explicó que en la urbe se están creando órganos de Gobierno bajo la protección de las unidades kurdas y grupos de origen árabe apoyados por EEUU. Lukiánov expresó que estos organismos administrativos pueden ser usados como un centro de poder alternativo.

“En torno a él se formará un sistema político opuesto a Damasco, que contará con un estatus legal que emanará de instituciones controladas por EEUU”, subrayó.

“En este sentido, Damasco tiene todas las razones para temer que la victoria sobre Daesh —autodenominado Estado Islámico, proscrito en Rusia y otros países— no será el preludio del fin de la guerra civil, sino al revés, un preludio de su nueva etapa, más peligrosa, puesto que EEUU será una parte directamente interesada [en el conflicto]”, opina Lukiánov.

Antes, la agencia SANA había informado, citando a fuentes diplomáticas sirias, que Damasco considera que la localidad de Al Raqa permanecerá ocupada hasta que el Ejército sirio establezca su control sobre ella.

Los informes de EEUU y la coalición sobre la liberación de Al Raqa de Daesh “son una mentira que persigue el objetivo de desviar la atención de los crímenes” cometidos en esa provincia, agrega la fuente.

El Ministerio de Exteriores sirio señaló que cerca del 90% de la urbe fue destruida a causa de los bombardeos “deliberados y salvajes”. La mayoría de las infraestructuras fueron arrasadas. Mientras, decenas de miles de civiles tuvieron que huir de Al Raqa y se convirtieron en refugiados.