Publicidad /1

Si Tribunal Constitucional favorece Scotiabank, nos costaría S/. 10 mil millones

Lima, 18 Oct 2017 - INFO LATINA / Wayka / Alvaro Meneses

S/. 10 mil millones, son 6 años de alimentos para escolares; o también 12 años de Pensión 65.

Si el Tribunal Constitucional (TC) falla a favor Scotiabank en una controversia con la Superintendencia de Administración Tributaria (Sunat), se beneficiarían otras 46 empresas que se encuentran en el ranking de mayores deudores del país y el Estado perdería la friolera suma de 10 mil millones de soles, de acuerdo con la proyección que hizo Wayka sobre la base de los expedientes judiciales.

Scotiabank reclama a Sunat el reembolso de 481 millones de soles que pagó por una deuda tributaria que el banco se negó a pagar por 14 años. La entidad bancaria alega que se le cobró indebidamente un monto millonario por una deuda tributaria que creció debido supuestamente a la burocracia de Sunat.

En efecto, una sentencia del TC dándole razón al reclamo de Scotiabank alcanzará a más de cuarenta compañías y personas naturales que han recurrido al máximo tribunal con el mismo propósito que la entidad bancaria: la devolución y anulación de sus adeudos.

Como puede apreciarse en el recuadro adjunto elaborado por Wayka, una de estas 46 empresas es Telefónica del Perú, quien luego de más de 15 años de enfrentamiento judicial con la Sunat, acumula una deuda que traspasa los 5 mil millones de soles, siendo la institución privada más deudora del país, de acuerdo con fuentes judiciales consultadas por Wayka.

La subsidiaria de la corporación española, Telefónica Móviles, debe otros 940 millones de soles. Otro deudor tributaria de mucha importancia es la Sociedad Minera Cerro Verde, con 2 mil 7 millones de soles, y otra empresa del mismo sector, Volcan Compañía Minera, con 1,229 millones de soles. La petrolera Pluspetrol adeuda 1,239 millones de soles.

En el Ministerio y Economía y Finanzas existe preocupación por una eventual resolución desfavorable del TC porque 10 mil millones de soles implica el financiamiento de 6 años del programa de ayuda social que alimenta a escolares de bajos recursos, Qali Warma; o también 10 años del Programa Nacional de Apoyo Directo a los Más Pobres Juntos y hasta 12 años del programa de asistencia solidaria Pensión 65.

De acuerdo con los expedientes de los casos, a diferencia de los demás litigantes, estas grandes empresas tienen el privilegio de impugnar una misma materia en dos vías y en simultáneo (amparo y contencioso administrativo), lo que vulnera el ordenamiento jurídico.

Sin embargo, durante la vía administrativa ante Sunat y el Tribunal Fiscal, las mencionadas empresas no se quejaron de la demora en resolver por parte de Sunat y el Tribunal Fiscal. Solo se quejaron vía amparo cuando el Tribunal Fiscal le dio la razón a la Sunat o era previsible que lo hiciera.

Hasta el cierre de esta nota, Scotiabank se rehusó a brindar sus descargos sobre el caso. “No estamos dando ninguna declaración para no entorpecer el proceso judicial”, informó un vocero del banco a este medio.

Por otro lado, fuentes de Telefónica manifestaron su punto de vista sobre el tema: “No hay deuda, hay controversia. No se puede decir que es una deuda mientras no haya una resolución final del Tribunal Constitucional”, dijeron.

“Lo que se discute es que la Sunat pretenda aplicar intereses moratorios a multas fuera de los plazos legales que tiene para resolver”, precisaron sobre el caso que espera ser resuelto por el Tribunal Constitucional.

Por su parte, fuentes judiciales consultadas señalaron que las deudas tributarias tienen como origen el incumplimiento de sus obligaciones por parte de las empresas y personas naturales, y que los intereses moratorios con frecuencia aumentan con las acciones legales que interponen los deudores muchas veces con finalidades dilatorias. O plantean controversias con el único propósito de evitar abonar los tributos que corresponden por ley. De ganar ante el TC, Sunat tendría que devolver a Scotiabank 343 millones de soles, a Telefónica del Perú 62 millones y a la Sociedad Minera Cerro Verde 39 millones de soles. Y entre empresas y personas naturales se tendría que devolver un total de 681 millones de soles, una cifra evidentemente significativa.