Publicidad /1

La inversión extranjera sin soberanía solo deja pobreza y contaminación

El Perú necesita nacionalizar sus recursos estratégicos, redistribuir los beneficios entre los trabajadores y la población.
Ernesto Bustos - Perú - 17 Ene 2018

El Perú necesita nacionalizar sus recursos estratégicos, redistribuir los beneficios entre los trabajadores y la población. La cooperación internacional en beneficio de la nación es bienvenida con soberanía, transferencia de tecnología, respetuosa de nuestra gente y de la naturaleza.

 

La doctrina de apertura al capital extranjero practicada por nuestros políticos y alagada por los medios de comunicación ha convencido a muchos que la inversión extranjera es deseable y fomenta el desarrollo. Así justifican que para atraer inversionistas hay que complacer sus intereses en perjuicio del país: trabajar mas por menos, ofrecer beneficios tributarios y subvenciones que excluyen a nuestros empresarios nacionales, perjudicando así nuestra industria y el empleo, además de renunciar a la soberanía con convenios que inhabilitan la justicia nacional reemplazada por tribunales de arbitraje en el norte, con atribuciones por encima de nuestras leyes. Todo para proteger las extraordinarias ganancias de corporaciones foráneas, mientras el pueblo peruano en la pobreza, muchos trabajando de sol a sol para sobrevivir.

 

El Perú es uno de los países mas ricos del mundo, tenemos Costa, Sierra y Selva desbordando de recursos naturales y humanos, bien administrados nos permitirían tener alta calidad de vida para todas las familias y estabilidad económica. Sin embargo no sucede así, inversionistas saquean nuestros recursos, no pagan impuestos, contaminan la tierra y generan poco empleo, consecuencia de las privatizaciones, sinónimo de expropiación.

 

Mientras tanto en Bolivia, Evo Morales ha triplicado sus ingresos y reservas internacionales nacionalizando sus industrias del sector energético de gas y petroleo, plantas eléctricas y red de distribución nacional, agua y telecomunicaciones entre otros.

 

En la TV dicen que ha expropiado honestos empresarios olvidándose que estos mismos fueron beneficiados previamente de las privatizaciones a precios ganga, es decir corrupción. Bolivia sigue cooperando con inversores pero el Estado ahora es el primer beneficiado de las ganancias garantizando el desarrollo de la nación. Lo mismo hizo Ecuador y otros países de nuestro continente. Rafael Correa comentaba que en los 3 primeros años de su Gobierno no se presentaban inversionistas, pero finalmente regresaron con nuevas condiciones.

 

Hasta en Cuba, país socialista, quieren ir inversionistas extranjeros, las riquezas que poseemos en nuestras tierras son mas valiosas que el poco dinero que ofrecen, son ellos quienes nos necesitan, no al revés.

 

Ernesto Bustos 05/05/2015 editado 17/01/2018